Comunidades de hispanos musulmanes crecen en EEUU


Hispanic_muslims_photo
Photo:Mariana Cristancho-Ahn/Associated Press
Alvaro Franco, un colombiano residente de Estados Unidos que se convirtió al islam hace 14 años, sosteniendo una tabla con una inscripción del Corán, en su vivienda en Nueva Jersey.
By Mariana Cristancho-Ahn for the Associated Press
November 03, 2010

 

Al caer la noche Alvaro Franco tiende un pequeño tapete sobre el piso de su apartamento y se dispone a hacer la cuarta oración del día en dirección a La Meca.
 
De barba larga, cabello corto y vestido con una túnica beige de algodón, Franco cierra los ojos y cruza los brazos a la altura del pecho. Recitando plegarias en árabe, se arrodilla e inclina la cabeza hasta tocar el tapete en una coreografía que repite varias veces por día.
 
Franco, de 28 años, es musulmán. Pero es más que eso: es un musulmán estadounidense. Y aun más: un musulmán estadounidense de etnia hispana. Es decir, es parte de una minoría dentro de una minoría, con sus propias tradiciones y riqueza cultural, pero también con sus particulares retos y problemas.
 
Franco es un colombiano residente permanente en Estados Unidos que vive en Nueva Jersey. Llegó a Estados Unidos con su familia cuando tenía 4 años y se convirtió al islam a los 14. En aquel entonces recuerda que él era el único latino que asistía a la mezquita del Centro Educativo Islámico de North Hudson de Union City, una ciudad de Nueva Jersey también conocida por su alta concentración de inmigrantes latinoamericanos. El 76% de sus cerca de 66.000 habitantes son hispanos, de acuerdo a un informe del 2009 de la oficina del Censo.
 
Hoy cerca de 500 hispanos son parte de los aproximadamente 3.000 miembros de la mezquita, de acuerdo con Miriam Abbassi, vicepresidenta del comité de alcance comunitario del centro.
 
"Tenemos un gran número de latinos, cada semana alguno de ellos se convierte al islam", dijo Abbassi y explicó que el primer paso de la conversión consiste en la declaración de fe conocida como "La Shahada" por medio de la cual un individuo recita con convicción la frase "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta".
 
De acuerdo a un estudio realizado en el 2007 por el centro de investigación Pew, con sede en Washington, el 4% del total de los musulmanes estadounidenses se identifican como hispanos. En el 2009 el centro calculaba que la población total de musulmanes en Estados Unidos era de 2.454.000. Dadas estas estadísticas, es posible estimar que hay aproximadamente unos 98.000 musulmanes hispanos en Estados Unidos.
 
Son diversas las razones que llevan a los hispanos a convertirse al islam. Linda Rodríguez, una puertorriqueña de 35 años quien se convirtió en el 2000, dice que encontró en el islam "un estilo de vida" diferente. "Conocí a una amiga musulmana con quien viví, pude experimentar lo que es el islam y me fui conociendo a mí misma".
 
Vicente Gallardo, nacido en Estados Unidos de madre ecuatoriana y padre colombiano, expresa que el islam "me enseñó cómo ser hombre".
 
Gallardo, de 29 años, quien también utiliza el nombre árabe de Yusuf, se convirtió en el 2002 y dijo que después de convertirse se volvió más responsable y dejó el licor. En el islam es prohibido el consumo de alcohol.
 
"Las personas que entran al islam durante la edad adulta buscan identificarse con su pasado islámico de la península ibérica", dijo David Owen, un estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard especialista en estudios islámicos. "Al entrar al islam no es tanto una conversión como el volver a sus raíces de Andaluz", añadió el experto refiriéndose a la región de Andalucía al sur de España que junto con gran parte de la península ibérica estuvo durante siete siglos (del 711 a 1492) bajo el dominio musulmán. "Para muchos es una motivación sincera, una cuestión de identidad y de historia".
 
Franco, quien también utiliza el nombre de Musa o Moises en árabe, creció nominalmente católico. Cuando era adolescente y estaba en el colegio empezó a leer sobre el islam. Eventualmente hizo la declaración de fe islámica, comenzó a estudiar árabe y a asistir a estudios coránicos y reuniones de oración musulmana en distintos lugares incluyendo la mezquita de Union City.
 
Hoy sigue los cinco pilares de la fe musulmana que incluyen, además de la declaración de fe, la oración cinco veces al día en dirección a la ciudad de La Meca, el ayuno durante el mes de Ramadán, la ofrenda del 2,5% de sus ingresos para obras de caridad, y aunque todavía no ha realizado la peregrinación a La Meca (Haj), dice que aspira a realizarla en algún momento de su vida.
 
El islam también ha traído contratiempos a muchos de los conversos, especialmente después del 11 de septiembre del 2001. Franco dice que en ocasiones la gente le grita "¡Osama bin Laden!" cuando va por la calle o le preguntan si él es "miembro del Talibán". Recientemente, dice, alguien trató de estrellarlo cuando iba manejando en una carretera con su esposa, afroamericana también convertida al islam y quien usa el hiyab o tradicional velo islámico.
 
Uno de los entrevistados para esta nota, quien pidió permanecer en anonimato, dijo que su esposa musulmana a pesar de trabajar en las Naciones Unidas, prefiere no usar el velo en el trabajo para evitar ser discriminada.
 
Franco es graduado en ciencias políticas de la Universidad de Jersey City y se desempeña como trabajador social. Habla el español con un marcado acento de la zona cafetera de Colombia donde nació y a donde no ha podido regresar por miedo a viajar.
 
"Me siento nervioso para viajar porque soy musulmán", dijo Franco, "porque soy musulmán no debo ser tratado diferente, también soy un ser humano".

Comments




International Pillow Fight Day comes to Washington Square Park

  • Pillow

    New Yorkers are urged to dress up like superheroes and villains and channel their inner child on Saturday. 

An ATM for cupcake withdrawal

  • Cupcake

    One New York City bakery is allowing customers to get sweet treats from the street. 

An officer and a martial arts master working for his community

  • De_los_santos_mtkd_1

    Yeison De los Santos teaches Taekwondo to children who remind him of how far he has come in life.

Reprieve for "bottomless brunches"

  • Champagne

    To the relief of many, the boozy, all-you-can-drink brunch is not illegal after all.

Facing uncertainty, a New York artist stands strong

  • Mccaffrey_

    Finding herself at a crossroads in a career change, New York City artist Judith Modrak took her anxiety, fear and anger as inspiration for the series "Standing." 

Comedy dance group delivers pirouettes with punch lines

  • Coccoon

    Enter the world of the Cocoon Central Dance Team.